Tenerife – ¿Qué ofrece la isla?

Tenerife es una hermosa isla con mucho que ofrecer, comenzando por los parques naturales, las actividades culturales, las excursiones para toda la familia y, por supuesto, las maravillosas playas.

Hablamos de la isla más extensa y poblada de Canarias (y de España). Es conocida por su turismo, por los precios asequibles y, sobre todo, por la hermosa naturaleza que ofrece.

Isla de Tenerife

Isla de Tenerife

El sur de la isla es la zona más turística y despreocupada, con playas, clubes y vida nocturna; mientras que en el norte, el turismo se centra en la naturaleza y las excursiones (sin desmerecer las playas norteñas). La diferencia también se nota en el clima y la vegetación -el sur es caliente, seco y arenoso; el norte es más frío, húmedo y exuberante-.
Sin embargo, la temperatura es suave durante todo el año (en un rango de ± 5°C, dependiendo de la temporada) y no suele alejarse de los 20ºC. Estos dos microclimas se deben a la presencia de El Teide que -con 3.718 metros de altitud- influye en la presencia de nubes y precipitaciones. Como curiosidad, este volcán es el tercero en cuanto a altitud desde su base en el lecho oceánico.

Las palabras no son suficientes para describir la verdadera belleza de la isla. Por eso, ¡visítanos en uno de los Nest Hostel y observa con tus propios ojos!

Tenerife – ¿Qué ver?

¡Las cosas que ver en Tenerife son muchísimas! Como se comentó anteriormente, hay mucha belleza natural en la isla, como por ejemplo:

  • El Parque Nacional de El Teide
    Debes pasar por aquí, al menos un día, si viajas a Tenerife. ¡Los paisajes, el cráter y la flora te dejarán sin palabras! No es coincidencia que fuese nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2007.
  • El parque de Teno
    Este parque rural es, quizás, la zona que mejor conserva la cultura, el paisaje y el patrimonio natural de Tenerife. Gracias a su posición aislada, permite pasar un día tranquilo, sumergiéndote en un verde de rara belleza.
  • Villa de Masca
    Masca es un pueblo pequeño, aislado y pintoresco, situado en las alturas de la costa noroeste. ¡El ambiente de tranquilidad sólo se interrumpe del 11 al 17, cuando Masca vuelve a la vida!
  • Parque del Drago Milenario
    El Drago Milenario es el símbolo viviente de la isla. Este árbol, de unos 800 años, se eleva a 18 metros sobre el suelo y su tronco tiene una circunferencia de 20 metros; el resto del parque es, también, emocionante. Se puede visitar un lugar de enterramiento de aborígenes isleños y pasar el resto del día en la verde zona de picnic.
  • Cueva del Viento
    ¿Alguna vez has estado en un tubo volcánico? Si la respuesta es “no”, ésta es tu oportunidad para aventurarte a un viaje al centro de La Tierra en una visita guiada de dos horas, recorriendo una magnífica cavidad volcánica.

¡Una isla para vivir!

Las actividades a realizar en la isla son muchas y variadas, y relacionadas con la geografía del lugar.
¡Puedes hacer de todo! Por ejemplo, visitas guiadas desde la costa sur para observar ballenas y delfines en su hábitat natural. El golf también es popular; de hecho, hay muchos campos disponibles para profesionales (que aprecian mucho) y amateurs que quieren experimentar por primera vez.

El surf en Tenerife también es muy popular. Las playas, tanto en el norte como en el sur, son hogar de muchos surfistas y escuelas de surf, para quienes quieran acercarse a este deporte acuático por primera vez.

Sin mencionar que hay una cultura gastronómica enorme en Tenerife: imposible no probar el mojo, las recetas basadas en el gofio, la papa canaria -papas pequeñas típicas del archipiélago, coloridas y sabrosas- y, por qué no, una botella de Dorada, la cerveza por excelencia en Tenerife. Si prefieres un ambiente familiar, puedes visitar los típicos restaurantes tabernarios denominados “guachinches”, ubicados en casas propias (a menudo, en las bodegas); podrás degustar los sabores caseros de la isla, y el excelente vino de producción propia.

Pero, sobre todo, Tenerife es famosa y apreciada por sus excursiones a pie o en bicicleta. Y por los paisajes que ofrece a cualquiera que pueda encontrarlos.

Hay algo para todos los gustos. ¡Ven a visitar los albergues Nest Hostel para experimentar, realmente, la isla!